Una profunda experiencia

30-Mayo-2005 (Spaces)Aquí está la segunda parte del texto que escribí ayer, asi que si quereis saber de que va, leeroslo antes. Una bonita experiencia, una experiencia que te da experanzas para seguir viviendo.

Sin que te dieras cuenta, sin que quisieras, tú, ese día, me robaste algo que hasta entonces no conocía, algo que siempre tuve en mi pero que se encontraba apagado, frío. Ese algo que me robaste era mi pequeño corazón. Ví como este fue detrás tuyo y yo intente recuperarlo pero cuanto más corría tras él mi corazón más se acercaba  aún a ti. Al final, desesperado, me di cuenta. Tu me obligaste, sin quererlo, a quererte, a querer estar contigo, a querer vivir a tu lado siempre para poder estar junto con mi corazón, para poder tener una vida completa, para poder ser feliz. Te necesitaba. Hay me convertiste en tu esclavo, me encontraba a tu merced.

La gente que mas daño puede hacer a uno son las personas que más cerca tienes y cuanto mas cerca estén mas daño te podrán hacer, el vecino nunca te hará tanto daño como tus cercanos pero tu me cuidaste y me atendiste y yo me reconfortaba en tu cálida compañía como un hijo se refugia en su madre. Tus suaves palabras me alegraban por dentro y me daban energías para seguir viviendo, sin embargo, a veces, el silencio llegaba pero yo no me asustaba puesto que una simple mirada quitaba todo el silencio que, en vano, intentaba dominarme así como cuando la malvada soledad acechaba, de la que yo me escudaba con tu celeste y dorado recuerdo.

¿Os a gustado?, espero que si, por ahora la historia se acaba, ya que ahora viene la parte mas peliaguda de todas formas tengo ya otra en mente, hasta mañana queridos enamorados amigos.

PD: No pregunteis de quien se trata por que no os lo voy a decir