Cansado

DSC_3127Cansado, cansado, cansado, cansado, cansado. Cansado del día a día, cansado de mi desgracia, cansado de darme pena, cansado de mi mismo. Enciendo el motor y adelante marcho con el piloto automático. Paso a paso, con grandes zancadas, sin siquiera querer saber donde voy a posar mis cansados pies.

Mis ojos se quieren cerrar mientras mis intentos de abrirlos caen como una pesada niebla sobre ellos. Una niebla gris, densa, cansada como yo. En ella veo mis pesadillas desdibujadas, incapaz de reconocerlas, imposibles de esquivar, lanzando viejos recuerdos contra mi alma.

Desvalido, inconsciente, atisbo un rayo de luz. Se acerca hacia mi presentándose con una sonrisa sincera y llena. Unos centelleos dejan paso a una mirada, su mirada. No reacciono, no puedo. Me arrastra con ella fuera de mi prisión. En el vello de mis brazos noto el mecer del viento. La calidez del sol me invade aún con los ojos fuertemente cerrados por el miedo. Susurros delicados me hablan en otra lengua curándome las heridas, liberando mi mente hasta que consigo volver a usar la vista.

Estoy andando a la par que una preciosa mujer. Me está hablando. Confundido, la miro. Su mirada me contesta y yo la doy las gracias. Seguimos caminando mientras una pregunta me invade, ¿a dónde nos dirigimos?

Img1368Fotos:
1º – Del Valle de los Caidos (Abril 2006).
2º – Ayuntamiento de una ciudad alemana, os dejo que la adivinéis (Marzo 2006)