Tierra

25-Diciembre-2005 (Spaces) Es curioso que en esta época escribise tanto y a partir de cuando la conocí dejé casi de escribir.

Esta se puede decir que es mi vida últimamente. Saludos

Estaban todos los seres ciegos sin poder ver absolutamente nada pero entonces la luz apareció en el mundo e iluminó a todos por igual sin dar a nadie más que a otro dejando que todos se maravillaran por ella. La luz era cálida y tierna envolviendo a todos como una madre abraza a su bebé sin importarla cómo fueras y solo con verla te dabas cuenta de las cosas que hay alrededor tuyo atreviéndote a dar un paso adelante, dándote ganas de vivir por, solamente, ver todas las cosas que antes te eran un misterio.

Al final se fueron olvidando de la luz y dejaron de pensar en ella, “¿para qué pensar?” dirías, “si es algo tonto y normal”. Cierto, es verdad. El mundo siguió y la luz persistió en él pero esta se cansó de que nadie se fijara en ella y que creyesen que no era nadie y, harta de todo eso, se fue, sumiendo al mundo de nuevo en la oscuridad dejando a todos asustados y perdidos. La luna vio todo esto y la puso muy muy triste, tanto como para hacerla llorar. Sus lágrimas cayeron sobre la tierra haciendo llover lo que asustó aun más a todos. Al ver lo que acababa de hacer se sintió fatal y se propuso arreglarlo. Se fue en busca de la luz donde quisiera que estuviese y no descansaría en su búsqueda hasta que la encontrase. El mundo estaba oscuro y triste pero no frío, eso nunca lo había estado. Desde siempre la Tierra había ardido por dentro haciendo que nadie pasara frío, dando todo aquello que necesitaran sin pedir nunca nada a cambio. Incluso, a pesar del dolor, a veces compartía su propia luz con los que vivían sobre ella a pesar de que estos siempre se olvidaran de ella y, cuando se acordaban, era únicamente para criticarla pero a ella no la importaba y seguía y seguía.

La Luna encontró a la Luz muy lejos y muy escondida y, al ver que ésta no volvería, la robo uno de sus brillantes vestidos y se lo puso yendo así de nuevo a iluminar a todos los de la tierra.

Cuando volvió todos se quedaron mirándola de lo guapa que iba con su brillante vestido. Estaban todos maravillados con la luz que daba pero esta luz, en realidad, era simplemente un brillo que no iluminaba nada, y ellos seguían viviendo en la oscuridad viendo una farsa.

La Luz, creyendo que ya habían aprendido la lección, volvió y los seres lo celebraron por todo lo alto olvidándose por completo de nuevo de la Tierra a pesar de que esta les seguía dando la vida dejándola sola. La Luz era muy egocéntrica y quería que todos estuvieran siempre pensando en ella y que la quisiesen y la añorasen por lo que cada rato se iba de allí para que así nunca se olvidaran de ella. La Luna, cuando la luz se iba, aparecía, pero los seres ya no la querían ya que lo único que deseaban era que la luz volviera y por lo que se dormían cuando la luna estaba y se despertaban con el cálido abrazo de la luz.

Pero de nuevo La Luz empezó a cansarse, cosa que nunca había echo La Tierra, que al ver lo que La Luz quería hacer hizo llamar a las vigilantes estrellas para que esta no se fuera. Éstas, justas y dueñas, controlaron a la Luz atándola con su brillante enramado haciendo que nunca se pudiera volver a ir de allí, excepto cada noche, que se iba atada con una cadena para luego volver. La Luz, resignada, se quedó pero, aún orgullosa, cuando estaba cerca de “sus” seres, brillaba con todas sus fuerzas para así esconder a sus carceleras que en la noche brillaban con belleza mientras los seres se lo agradecían eternamente.

Mientras pasaba todo esto, era la Tierra la única que les daba la vida a todos a pesar de que estos creían que solo con la Luz vivían, una luz que robó la Luna, una luz que sujetan obligada las estrellas una luz no libre como la que les daba la Tierra.

Bueno, La Luz también se puede llamar el sol y no es
una persona, es algo. Hay plurales, en la historia,
que se convierten en singulares, pero quedaban mejor
de esa forma. Si te lías, te digo que está también mi
nacimiento :D.
Un saludo y pasarlo muy bien

Sin Comentarios