Humedad

DSC_30002 (Medium)

Me encuentro tumbado en un lugar desconocido, postrado sin poder moverme. No siento mi cuerpo si no simplemente una amalgama de nervios que lo hacen temblar sin control. Mi cara no sabe que expresar, multitud de sentimientos se apelotonan a la vez causándome una mueca de dolor. Noto humedad, no quiero saber lo que es, noto como una gota me resbala por la tez esquivando las arrugas de sufrimiento hasta dejarme un gusto salado en mi boca, abierta para poder respirar…

Consigo moverme, intento quitar las lágrimas de los ojos pero no lo consigo, haciendo que al abrirlos me escuezan. Están hinchados, inyectados en sangre, no consigo ver lo que tengo delante, está todo turbio. Turbio como mis pensamientos, no se lo que estoy pensando, todos mis pensamientos quieren salir después de tanto tiempo retenidos, empujando, pegándose entre ellos para escapar de su prisión. Me derrumbo cuando ya ni siquiera puedo controlar mi respiración. Intento, en vano, hacerme callar aplastándome contra la almohada.

Está mojada, no se de qué, no se cuanto tiempo llevo así, quizás halla sido yo. Me recojo, me escondo abrazándome las rodillas, me quiero hacer pequeño, más y más pequeño hasta conseguir desaparecer. -¿Porqué?- Sollozo entre temblores. –¿porqué? ¿porqué? ¿porqué? – repito una y otra vez sin esperar respuesta. Sin saber si quiero la respuesta, sin saber si quiera si esa respuesta existe.

Pasa el tiempo haciéndome cada vez me más y más pequeño mientras que al mundo parece no importarle. Cierro los ojos con todas mis fuerzas para despertar de esta pesadilla. Pierdo la noción del tiempo hasta que la luz el sol me despierta. – Maldita pesadilla, a ver cuando sueño con algo feliz- me digo a mi mismo. Noto algo raro, no se el qué, me doy la vuelta, buscando a tientas algo, noto la humedad de las sabanas. –No- Sale de mi boca sin pensar a la vez que la desesperación invade mi rostro. –Un puñetero bonito día nuevo- .